Buscar
  • tucorazonestumaest

SOMOS “ADULTOS DE CARTÓN” MIENTRAS NADA OCURRE.


Una de las mentiras top del ranking de auto-engaños es que creemos ser seres adultos, con un aprendizaje hecho, creados a nosotros mismos, guays, sensatos, con cierto grado de control…

Pero la “triste” realidad es que en la mayoría de los casos no somos eso que presuponemos. De hecho, cuando algo o alguien nos mete el dedo en una “herida de la infancia”, toda esa pose de sensatez y control se va al carajo.

La sociedad en que vivimos está compuesta de niños y niñas con cuerpos grandes. Vamos por la vida reaccionando a esas heridas de la infancia con pataletas y berrinches.

Uno no se hace adulto porque le sale pelo en sus partes, uno se hace adulto porque así lo decide. Asumir la responsabilidad de nuestra vida pasa por atrevernos a mirar esas heridas y sanarlas porque son la fuente de nuestro sufrimiento.


La próxima vez que presencies a alguien en plena pataleta, piensa que esa experiencia tiene algo tanto para esa persona como para ti. El aprendizaje del otro solo es de su incumbencia, pero el tuyo es algo que has de observar si te tienes por adulto. Observa lo que te despierta ser testigo de esa escena y actúa en consecuencia.


Carlos Muñoz


ContactO

Teléfono:  (+34)  687395288 (también Whatsapp)

Mail: tucorazonestumaestro@gmail.com

Web:  tucorazonestumaestro.com

YouTube:  Tu corazón es tu maestro