IMPORTANCIA DE la RELACIÓN CUERPO-MENTE en el deporte.

Los atletas de alto nivel ya conocen la importancia de los procesos mentales en el rendimiento deportivo. Desde hace muchas décadas que se viene trabajando en ese campo y hoy en día hay siempre un equipo de apoyo mental detrás de cada equipo o atleta. 

¿Tan importante es la mente en el rendimiento como para invertir en profesionales que refuercen ese aspecto?

La respuesta es un rotundo SÍ, veamos el por qué...

action-1867014_1920.jpg

Un ejemplo típico cualquiera.

Un buen día empiezas a sentirte mal porque ha surgido un problema en tu vida laboral (por ejemplo). Es un tema que te preocupa, que te mantiene estresado. Dicho conflicto se prolonga en el tiempo y cada vez tu preocupación va a más. Tu jefe está barajando la posibilidad de despedirte. Todos los días que permaneces en ese estado de preocupación, tu rendimiento baja, tu concentración se altera y el riesgo de lesión se hace más probable. Incluso puede llegar a degenerar tanto tu estado anímico que incluso te sientas totalmente desmotivado y apático.

Pero otro buen día, de repente, recibes una notificación del jefe comunicándote que ya ha decidido no prescindir de tus servicios y que espera que sigas por mucho tiempo en la plantilla... "¡¡Buuuffff... Qué alivio!!

En un caso así, ¿Qué crees que suele ocurrir? Pues que aparece un estado de euforia tal, que a nivel energético te quieres comer el mundo. En tus entrenamientos el rendimiento se dispara tanto como tu estado eufórico, y todo ese despliegue energético aparece en un solo instante, en el momento de leer ese comunicado. ¿De dónde crees que vino esa energía y motivación? No vino de ninguna parte, siempre estuvo ahí disponible. Pero es nuestro estado mental el que condiciona nuestros potenciales biológicos, porque EL CUERPO Y LA MENTE NO SE PUEDEN SEPARAR.

Por lo tanto, cuidar el cuerpo, la nutrición, el condicionamiento y la técnica es fantástico, pero si además fortaleces tus debilidades psicológicas y optimizas tus recursos mentales, entonces te conviertes en una apisonadora.

Ten en cuenta que la vida trae situaciones difíciles y cada atleta tiene su talón de Aquiles particular. Así que ahí estás, perfeccionando tu área física y técnica y solo te queda cruzar los dedos para que nada perturbador ocurra en tu vida.

Hay infinidad de atletas de renombre internacional que han sufrido altibajos importantes de rendimiento por problemas personales: económicos, divorcios, muertes de seres queridos, desavenencias familiares, etc.

Al fin y al cabo, que no se te olvide lo más importante: LOS DEPORTISTAS SOMOS PERSONAS.

Carlos Muñoz (Especialista en Recursos Mentales para el Deporte y Crecimiento Personal)